Taj, de Andrés Pascual

 
   
Título: Taj
Autor: Andrés Pascual
Editorial y año: Espasa, 2016

Justo antes de que la bella emperatriz del Indostán, Mumtaz Mahal, cerrara los ojos para siempre, su esposo le prometió honrar su recuerdo con el monumento más hermoso jamás construido. Taj es la historia de esa obra magnífica y de sus veinte mil héroes: arquitectos, calígrafos, artesanos y obreros que, encaramados al lomo de los elefantes, arrastraban los enormes bloques de mármol. Una narración épica vista a través de Balu, un muchacho del desierto con unas dotes extraordinarias para el dibujo que se enfrentará a todos los convencionalismos para recuperar a su amada Aisha, recluida en el harén del soberano.


En novela histórica, es curioso cómo los escritores tienden a preferir retratar la vida de los poderosos. Reyes, emperatrices, condes o soberanas suelen ser los protagonistas casi absolutos de un sinfín de libros que viajan al pasado. Aunque resulte más que comprensible —porque sobre esas figuras hay más textos y fuentes con que documentarse—, los lectores también agradecemos que el foco se aleje de los ricos y se centre en el pueblo, en la gente que día a día se afanaba simplemente por sobrevivir. Taj, la espléndida historia que mereció el premio Alfonso X el Sabio del género, nos invita a conocer a Balu, uno de los trabajadores ahora olvidados que colaboró en la construcción del Taj Mahal, el célebre y único mausoleo dedicado a la mujer de emperador del Indostán. Andrés Pascual nunca falla y el galardón es más que merecido, sin duda.

Balu sabe que es diferente. Mientras que sus hermanos son campesinos como su padre, él es consciente del don que ha recibido y lo aprovecha para plasmar los más bellos dibujos. En ellos se permite soñar y viajar y con ellos consigue la admiración de su querida Aisha. Cuando su amada se aleja del pueblo para formar parte del harén del soberano, Balu no duda en abandonar a su familia para ir en su busca. Por el camino conocerá a un maestro calígrafo que lo invitará a acompañarlo a la obra que se está llevando a cabo en Agra, ciudad en la que pronto se alzará un fantástico mausoleo en honor de la emperatriz fallecida. Balu lo ve como la oportunidad perfecta para acercarse a Aisha, aunque no se imagina que el don del que tan orgulloso está lo hará granjearse de poderosos enemigos que intentarán acabar con él.

Cuando un novelista demuestra tanto talento en cada nueva publicación, uno no puede más que rendirse a la evidencia y darle las gracias por compartir su maestría. Andrés Pascual es para mí uno de los autores más brillantes del panorama editorial contemporáneo y en Taj me ha vuelto a enamorar. Decía al principio que me gusta conocer cómo vivían las gentes que estaban a la sombra de los poderosos y en esta ocasión he podido disfrutar de un libro que nos relata la vida de uno de los obreros que participó en la edificación del Taj Mahal. El personaje de Balu cautiva desde la primera página y es imposible que los lectores no empaticemos con el joven, hecho que pone de manifiesto la destreza literaria con la que empezaba este párrafo. Y era difícil que el autor mantuviera el listón después de tres historias que ya me conquistaron, pero así ha sido, para mi deleite.

Si el trabajo con los protagonistas es brillante, no lo es menos el que consigue transportarnos al Indostán y a Agra. Decía Emily Dickinson que para viajar no hay nada como un libro; si el libro es de Pascual, creedme si os digo que volaréis y soñaréis con sus tramas. Por otro lado, la narración hace gala de una soltura y una naturalidad envidiables que se unen a una corrección impecable y a unos diálogos ágiles para envolvernos en una prosa espectacular y preciosa. Tampoco quiero olvidar el grado de emoción que está presente en la obra, una montaña rusa de sensaciones que nos lleva a experimentar sentimientos de todo tipo y de todo color. Y hablando de color, la guinda del pastel es el modo admirable en que las descripciones beben de la vasta documentación para dar textura, olor y sabor al argumento. Un lujo para los sentidos, en definitiva.

Andrés Pascual no tiene miedo a nada y eso a mí, como fiel lector de su obra que soy, me llena de alegría. Con sus letras he viajado al Tíbet, a Madagascar y a Japón y he vivido aventuras que ya jamás se borrarán de mi memoria literaria. Taj se une a ellas con un retrato inolvidable del Indostán del siglo XVII y de la construcción del Taj Majal que rinde un digno homenaje a quienes han quedado en el olvido porque sus nombres no pertenecían a ninguna estirpe opulenta. La literatura es capaz de acudir al rescate para devolver la atención y proporcionar el aplauso a personas como Balu, que tuvieron un papel más que destacado en el pasado y que hoy apenas si son recordadas. Y si, además, el tributo tiene forma de una gran novela histórica como la que os recomiendo hoy, no veo mejor manera de hacer justicia.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


8 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Las disfruté mucho y me ha quedado un grato recuerdo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. No tiene mala pinta, nunca hemos leído nada del autor.
    Sí que es verdad que solemos estar acostumbrados a leer libros de historia en los que solo se habla sobre los más poderosos de la época.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Esta novela se resume en una sola palabra: maravillosa. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues con esta reseña cualquiera se resiste. De este autor leí el del sol brilla por la noche en Cachemira. Un relato lleno de luz y como dices, muy sensorial a la hora de describir ambientes.
    Este tipo de novela histórica es asequible para mí y me gusta la trama.
    Me lo llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo solo he leído esta novela de este autor y me encantó.

    ResponderEliminar
  6. Pues no la he leído y mira que la he visto veces en librerías porque llama la atención por el color. Me la llevo sin duda y a ver si vuelvo a verla. Yo no tengo dudas :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  7. De este autor leí El haiku de las palabras perdidas, que me gustó mucho. Y por lo que cuentas de este libro, también lo voy a disfrutar, así que apuntadito queda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    En general, no suelo leer novela histórica, no sé, no me llama mucho la atención, pero me ha gustado el hecho de que hablemos de un "simple hombre" y no la típica figura muy importante rollo Rey, como bien dices.
    También me atrae por lo que dices de su estilo, así que esta vez me lo apunto, no vaya a ser que me arrepienta XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar