Sabrina contra el imperio del zapping, de Rebeca Rus

 
 
Título: Sabrina contra el imperio del zapping
Autora: Rebeca Rus
Editorial y año: Esencia, 2009

Después de haber triunfado en el trabajo con una gran campaña publicitaria y de haber conquistado al hombre de sus sueños, Sabrina vuelve a la carga dispuesta a convertirse de una vez por todas en una adulta seria, responsable y segura de sí misma. Sin embargo, luchar contra su naturaleza «inquieta», contra las diseñadoras rubias y celosas, y contra un montón de compañeros corruptos no será tan fácil como ella creía. El mundo de la publicidad está en peligro y para salvarse necesita a alguien con talento, con iniciativa, valiente, un fuera de serie… y que también sea un poco inconsciente, la verdad.


Por más que pasen los años y las lecturas, sigo manteniendo que es más sencillo que me provoquen el llanto que la risa. Aunque en otros ámbitos de la vida ría con suma facilidad, ningún libro ha conseguido arrancarme una buena carcajada. Una de las autoras que casi lo logra es Rebeca Rus, cuyas novelas cuentan con un espléndido sentido del humor y con aventuras hilarantes e irreverentes que divierten y entretienen a cualquiera que tenga a bien leerlas. Tras mucho tiempo en la lista de pendientes, por fin he leído Sabrina contra el imperio del zapping, el segundo título de esta simpática escritora madrileña, en la que he hallado los ingredientes que son ya clásicos en su obra. Apuntad su nombre si os apetece pasarlo en grande.

Después de conquistar a Nico y de asombrar al mundo de la publicidad con una de sus últimas campañas, parece que la vida de Sabrina empieza a tambalearse de nuevo. En la agencia en la que trabaja se notan ya los efectos de la crisis económica y hay clientes que cada vez invierten menos en publicidad. Por suerte, la posibilidad de desarrollar la campaña de una importantísima marca de coches podría suponer un nuevo empuje de dinero y de ilusión, si bien Sabrina no sabe si dará con alguna de sus geniales ideas —y si uno de sus jefes le permitirá volver a brillar—. Por si todo lo anterior no bastara, Nico está muy distante y Sabrina teme que la esté engañando, algo que daría al traste con su nueva vida, en la que tan a gusto está.

Mantener el nivel de humor e ironía a lo largo de toda una novela es una tarea complicada. El tono ligero y gracioso puede resultar cargante y cansino si se abusa de él sin sentido común, pero por suerte para nosotros Rebeca Rus es consciente de ello y lo utiliza como y donde es preciso. Sabrina contra el imperio del zapping es el cuarto libro suyo que leo y ninguno me decepciona: en todos he encontrado una trama realista y alocada al mismo tiempo y una protagonista que desprende alegría y energía. En esta ocasión, recuperamos al personaje principal de Sabrina: 1, El mundo: 0, con quien es un placer reencontrarse gracias a su inolvidable perfil. Por otro lado, la prosa deja claro desde el principio que un argumento entretenido no tiene por qué llevar consigo una narración pobre y plana. Antes al contrario, el estilo narrativo está cuidado y casa a la perfección con la historia de Sabrina.

Me parece interesante observar, además, que, como suele pasar con los títulos de este género, detrás de las aventuras locas y estrambóticas de los personajes, hay lugar para lanzar un mensaje serio y profundo. Gracias a Sabrina, reflexionamos acerca del amor y la amistad, los celos y la confianza, y también sobre los sueños, las ilusiones y cómo estas a veces, y por desgracia, se alejan de la profesión de uno. Por lo tanto, y pese a lo que pueda parecer, no estamos ante una trama superficial y anodina, sino que el humor es la manera que utiliza esta autora para hacernos llegar su propia crítica. Y no puedo terminar sin confesar la empatía inmediata que he sentido para con la mayoría de protagonistas de la novela, con quienes me he divertido y a los cuales ha sido un placer acompañar, tanto dentro de la agencia y del mundo de la publicidad como fuera, en el día a día.

Cuando elijo la próxima lectura, siempre intento alternar géneros, nacionalidades, año de publicación y editoriales. Me gusta desintoxicarme de una trama dura con otra que desprenda frescura y vitalidad, y para ello pocos autores consiguen transmitirme esas sensaciones como Rebeca Rus. En sus historias advierto siempre el objetivo de llevar al lector a un huracán de situaciones cómicas y estupendas a través de un punto de partida que tiene algo de real y visceral. Sabrina contra el imperio del zapping es la segunda (y última) entrega del relato de la vida de Sabrina, y quizá sea interesante, aunque no del todo imprescindible, haber leído primero la anterior. Nunca entenderé a quienes huyen de este tipo de libros porque ven en ellos cierta frivolidad y ligereza, tal vez una conclusión a la que llegan sin siquiera haberles dado una oportunidad. Estas tramas que derrochan simpatía y buen rollo siempre verán en mí a un espectador entregado; ¿y en vosotros?


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


6 comentarios:

  1. Hola Xavier, en esta ocasión no coincidimos. Me leí el de Sabrina 1, el mundo 0, y no me gustó mucho. No conseguí empatizar con la protagonista, así que no creo que me acerque a este. Pero me alegro de que lo hayas disfrutado.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Este tipo de libros no son para mí. Aunque con lo de las ilusiones y el trabajo, ahí le has dado. Me alegro mucho de que este personaje se mantenga, creo que es muy difícil que te dure para tantos libros. Eso tiene mucho mérito .
    Besito

    ResponderEliminar
  3. No es mi estilo esta vez, pero me alegra ver que lo has disfrutado tanto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. No me convence mucho pero puesto que lo recomiendas, lo tendre en cuenta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo me asomo a estos libros muy de vez en cuando. Los relaciono mejor con el verano. Así que, lo mismo para esas fechas... Besos

    ResponderEliminar
  6. No es un género con el que me suelas ver, quizá de vez en cuando, así que lo voy a dejar pasar, me apetece más otro tipo de lectura
    Besos

    ResponderEliminar