2065, de José Miguel Gallardo

 
 
Título: 2065
Autor: José Miguel Gallardo
Editorial y año: Roca, 2017

Madrid, 2065. El calentamiento global provoca temperaturas altísimas. Un asesor del Ministerio del Cambio Climático, Adrián Salor, recibe la noticia del accidente mortal de su mujer, África, que ha quedado carbonizada en un lugar distinto a donde debía estar. En el funeral, un extraño con una cicatriz se acerca a Adrián, que se sabe vigilado sin identificar a sus perseguidores. Va al templo de Debod para desenterrar una cápsula del tiempo en la que África y él guardaron cartas de amor, pero en lugar de las cartas encuentra una foto que África le ocultó durante demasiado tiempo, y en la que aparece el mismo hombre de la cicatriz. 


De vez en cuando —sí, muy de vez en cuando—, el cuerpo me pide adentrarme en una novela de ciencia ficción para visitar un escenario futuro de este mundo al que estamos maltratando sistemáticamente. 2065 se sirve del calentamiento global, uno de los grandes problemas a los que se enfrenta nuestro presente, y también nuestro futuro, para envolvernos con una trama trepidante y concienciarnos de la imperiosa necesidad de intentar frenar los efectos del anormal crecimiento de la temperatura. José Miguel Gallardo, meteorólogo de profesión, echa mano de sus conocimientos en cuestiones de clima para construir una historia desoladora que, por desgracia, podría llegar a ocurrir. Ojalá seamos capaces de revertir la situación más pronto que tarde.

En los próximos días, un peligroso y cruento huracán llegara a la costa oeste de la península Ibérica. Es el año 2065 y los efectos del calentamiento global ya se están notando en todo el mundo. Coincidiendo con la llegada del devastador torbellino, en Madrid se va a celebrar un congreso internacional que reunirá a los representantes de los países más importantes del mundo, en un último intento para que potencias como los Estados Unidos y China firmen un nuevo tratado. Adrián Salor, uno de los organizadores del congreso y un hombre fuerte del Ministerio del Cambio Climático, acaba de perder a su mujer en un extraño accidente de coche. Volcado en su trabajo para superar la pérdida, pronto se ve inverso en una carrera contrarreloj contra un enemigo invisible que pretende frenar el congreso, aunque para ello deba amenazar y herir a gente como Adrián.

Uno de los elementos que más me gusta de la ciencia ficción es su capacidad de crítica. Al presentarnos un mundo futuro, la trama y el autor pueden llevar a cabo la denuncia de algún hecho presente que es capaz de desembocar en tragedias y desgracias. José Miguel Gallardo y 2065 se centran en el espinoso asunto del calentamiento global para sacudir nuestra conciencia y hacernos ver que sus consecuencias son reales y tal vez más espeluznantes de lo que muchos llegarían a pensar. Me gusta que los escritores pongan el dedo en la llaga, y si encima lo hacen con la certeza que proporciona el conocer ampliamente un tema, el deleite aumenta sobremanera. Además, debo añadir que el lector se adentra en un juego de despistes en el que nada es lo que parece. Así, son varias las sorpresas que esperan a ser descubiertas entre las páginas de esta obra, que atrapa desde el comienzo mismo.

Por otro lado, en este caso la ciencia ficción se ha aliado con el mejor género que podría encontrar para dotar la historia de un ritmo imparable: la novela de intriga y misterio. Como pilar de un libro siempre da fantásticos resultados, y también como marco, puesto que suele llevar consigo una velocidad de vértigo que convierte la lectura en un viaje contra el tiempo. La aventura de Adrián Salor nos sumerge en una vorágine de la que es difícil salir. Hay veces en que las descripciones desprenden tal fuerza y poder que merecen el calificativo de «cinematográficas». Las de este libro son así y estoy convencido de que su adaptación a la gran pantalla se transformaría en un éxito. Con un buen guión, por supuesto, pero creo que se podría encargar este escritor, que ha demostrado saber expresar a la perfección cuanto desea transmitir. En la película, su colaboración se haría necesaria y mejoraría el conjunto, estoy seguro.

Si no me acerco más a libros de este tipo es porque no suelen cruzarse en mi camino. A estas alturas uno ya tiene fijadas sus predilecciones y a ellas recurre al visitar una librería o al contactar con una editorial. Por suerte, a veces el destino asoma la cabeza y pone en nuestro camino títulos que parecen lejanos a nosotros y que, curiosamente, no lo son, sino que nos regalan una experiencia diferente y refrescante. La lectura de 2065 ha sido de lo más satisfactoria y la termino con un nudo en la garganta por las posibles y horripilantes consecuencias del cambio climático. José Miguel Gallardo se ha propuesto arrancarnos de nuestros cómodos sofás para que despertemos del letargo y seamos más conscientes de cuánto importa cuidar el planeta en el presente para mejorar el futuro. Porque el segundo no existe sin el primero, aunque los ineptos que nos gobiernan se empeñen en olvidarlo —o en quitarle importancia, que es peor— reiteradamente.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


5 comentarios:

  1. Pues no son lecturas a las que me suelo acercar, pero la pintas tan bien que no me importaría animarme en esta ocasión.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. No conocia este libro pero, a pesar de lo bien que lo pones, lo voy a dejar pasar que no me termina de convencer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Está muy bien esta novela. Pone los pelos de punta pensar que no es tan difícil que se cumpla. Besos.

    ResponderEliminar