Vestido de novia, de Pierre Lemaitre

 
 

Título: Vestido de novia
Autor: Pierre Lemaitre
Traductoras: María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego
Editorial y año: Alfaguara, 2014

Sophie Duguet no entiende qué le sucede: pierde objetos, olvida situaciones, es detenida en un supermercado por pequeños robos que no recuerda haber cometido. Y los cadáveres comienzan a acumularse a su alrededor... Y ya no podemos desvelar nada más de este thriller para así mantener intacto el escalofriante placer de la lectura y la adictiva búsqueda de la verdad por parte del lector.


Tras el sonado aterrizaje de la novela negra nórdica en las mesas de nuestras librerías, parece que otra nacionalidad ha tomado la delantera en los últimos meses: la francesa. Nombres ya sólidos como Fred Vargas están hoy en día acompañados por Franck Thilliez, Joël Dicker —suizo pero francófono— y por el autor de la presente reseña. Pierre Lemaitre, ganador del prestigioso premio Goncourt, es una de las voces galas más importantes del género y aparece por primera vez en mi blog con Vestido de novia, un libro verdaderamente original en el que he advertido luces y sombras. Si bien el balance se inclina hacia el lado positivo, es cierto que he encontrado un giro que no me ha seducido y que me ha oscurecido un poco la opinión final.

Sophie Duguet es una mujer bastante despistada. De un tiempo a esta parte, sin embargo, su memoria por lo visto va disminuyendo y cada día que pasa sus despistes son de mayor trascendencia. Para intentar poner remedio a esta caótica situación, Sophie decide apuntarlo casi todo en una libreta para recordar qué hace, con quién y dónde. Pese a sus buenas intenciones, alrededor de Sophie empiezan a sucederse varios asesinatos, sin que ella sepa exactamente qué ha ocurrido y cómo.

Como decidieron en la editorial Alfaguara, la sinopsis que os ofrezco de Vestido de novia es más corta de lo habitual. Coincido con ellos en que resulta indispensable acercarse a este título sabiendo cuanto menos mejor. Pierre Lemaitre nos presenta una historia diferente y novedosa que gustará a los amantes de la novela negra y a quienes ardan en deseos de leer algo distinto. El punto de partida se me antoja maravilloso y el lector enseguida se ve embargado por una curiosidad absoluta por saber qué sucederá a continuación, conditio sine qua non del género. Además, el estilo ágil y vertiginoso de la narración todavía imprime mayor ritmo a la obra.

En mi opinión, esta novela se puede separar en tres partes bien diferenciadas. En la primera, la sorpresa es mayúscula y constante. La segunda se descubre como un espléndido as en la manga y atrapa más si cabe. Es en la tercera en la que me he llevado una seria decepción. La trama toma una curva que a muchos encantará, pero a mí no me ha convencido porque, a mi juicio, le resta verosimilitud al argumento. Veo las razones por las cuales este cambio de rumbo puede despertar aplausos, aunque por desgracia no puedo sumarme a ellos. Lo que sí quiero elogiar de la manera más sincera posible es la traducción del libro. La labor de María Teresa Gallego Urrutia y de Amaya García Gallego no solo acomete los retos lingüísticos con soltura y solvencia, sino que gracias a su texto uno se sumerge en una experiencia literaria fantástica. Cuando leemos una gran traducción, hay que decirlo alto y claro.

Soy consciente de que con cada nueva lectura me vuelvo más exigente. Hace unos meses o años, Vestido de novia me habría enamorado de principio a fin por su indudable dosis de originalidad, mientras que ahora despliego nuevas demandas a los títulos que pasan por mis manos. Pierre Lemaitre ha sabido tejer un tapiz con hilos y colores dispares que provoca asombro y admiración. No obstante, a partir de cierto capítulo mi interés ha ido a menos; hasta llegar al desenlace, que me parece correcto y que sigue la estela de ese giro que me ha descolocado demasiado. No descarto acercarme de nuevo a una historia del novelista francés, puesto que en esta he palpado su destreza como autor, así que es probable que dentro de un tiempo prudencial aparezca una vez más en esta página de reseñas.


         Si os ha gustado,     
     ¡visitad estas reseñas!     


7 comentarios:

  1. Yo solo he leído de él Recursos inhumanos y tengo que decir que me convenció. Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! A mi "Vestido de novia" me gustó mucho, la verdad es que no le encontré ninguna pega. Me enganchó desde el principio, de hecho tengo en mente leer más de este autor
    Besos

    ResponderEliminar
  3. LLeva en mi lista de pendientes prácticmente desde que salió... sobre todo cuando empiezan sorprendiendo!
    Por cierto, no conocía tu blog y ya te sigo. Te dejo mi blog por si te gusta también y quieres seguirme: leerenlaluna.blogspot.com.es
    Te leo y estaré comentando por aquí en próximas publicaciones:D
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. He leído un par de libros del autor y me gustó. Sí es cierto que también tuve algunos peros, pero finalmente logró convencerme. Éste lo tengo en mi lista de pendientes. Intentaré no tener las expectativas altas, por si acaso.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  5. Todavía no he leído a Lemaitre... y tengo a Irene esperando en el kindle... pero me faltan dos de la saga y hasta no tenerlas complentas no me lanzo... Eso sí también tengo Tres días y una vida, igual empiezo por esa. jeje...
    La verdad es que la sinopsis invita a adentrarse en esta novela, es una pena que no te haya convencido el final.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Para mi también fue el primer libro de esta autor que leí, y mucho me influyó su lectura tan inquietante que ya he leído otros cinco libros suyos.
    De la serie de Verhoeven me falta el último. Pero sobre todo el primero y el segundo me parecieron novelas un poco más que negras.
    Y en otro género, aunque también hay intriga, "Tres días y una vida" y "Nos vemos allá arriba", relatos que no dejan indiferente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    No he leído nada de él, pero porque la novela negra no me convence. Muy de vez en cuando leo algo, lo que no quita que con tu reseña, me hayas hecho repensarme el leerla.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar