Hora de partir, de Jodi Picoult

 
 
Título: Hora de partir
Autora: Jodi Picoult
Traductora: Camila Batlles Vinn
Editorial y año: Umbriel, 2016

Alice Metcalf es una científica que ha dedicado parte de su vida a estudiar el duelo de los elefantes. Un día desaparece de forma misteriosa en un trágico accidente. Nadie sabe de ella y ha dejado sola a su hija Jenna. Durante más de una década, Jenna no ha dejado de pensar en su madre, se niega a creer que la haya abandonado. Desesperada por averiguar la verdad, Jenna consigue la ayuda de dos extraños aliados: Serenity Jones, una vidente que alcanzó la fama localizando a personas desaparecidas, y Virgil Stanhope, un detective privado que investigó el caso de Alice y la extraña muerte de una colega de ella. 


Cuanto más leemos, más difícil resulta encontrar personajes peculiares y finales apoteósicos. Por suerte para mí, y para vosotros si no la habéis leído, Hora de partir reúne las dos características anteriores, además de otros ingredientes también muy interesantes. Conocí a Jodi Picoult en Las normas de la casa, una historia apasionante que me conquistó gracias a uno de los protagonistas, un joven Asperger. En el título que ocupa la presente reseña se dan la mano la intriga, el romance, lo paranormal y la zoología, elementos quizá complicados de casar que en este libro encajan a la perfección y lo convierten en una lectura adictiva y emocionante. Me quedo con ganas de seguir ahondando en la bibliografía de la autora, así que espero que pronto vean la luz en español otras apuestas suyas.

Jenna no consigue superar la ausencia de su madre. Alice desapareció hace diez años, después de que en la reserva de elefantes en la que trabajaba y vivía con su familia ocurriera un trágico accidente. Dispuesta a conocer la verdad de una vez por todas, Jenna se pone en contacto con dos personas un tanto singulares: Serenity, una vidente venida a menos que parece haber perdido su don para comunicarse con los muertos y con el más allá, y Virgil, el expolicía que participó en la investigación sobre la muerte de una cuidadora, provocada por una elefanta, y la huida de Alice. Este curioso trío removerá el pasado gracias a su ingenio y juntará las piezas de un oscuro rompecabezas cuyas inesperadas conclusiones los romperán por dentro.

Hora de partir es una novela destinada a dejar boquiabierto al lector. He intentado resumir al máximo la sinopsis para no desvelar demasiada información, porque —como de costumbre— lo mejor es adentrarse en la historia sin apenas conocer detalles. Sí quiero destacar el gran esfuerzo de Jodi Picoult por inserir en el libro un sinfín de información acerca de los elefantes, unos cuasiprotagonistas entrañables, que a mí se me ha antojado muy interesante. He descubierto cosas que no sabía de los paquidermos y les he cogido más cariño del que ya les tenía. Ni que decir tiene que se trata de una obra de ficción, no de un ensayo científico, pero la verdad es que es un tema que aporta riqueza e interés a la trama. Por otro lado, el mundo paranormal está contado con tanto respeto que hasta el más escéptico albergará dudas sobre las supuestas habilidades de los videntes y la relación de estos con el más allá. Aunque la autora no pretende convencernos de nada, hace gala de una humildad maravillosa y nos acompaña en el viaje que nos lleva a coquetear con el ocultismo y la magia.

Y, ahora sí, permitid que me centre en los dos aspectos que destacan entre los demás y que aúpan la historia a un nivel humano y literario que no está al alcance de cualquiera. Los protagonistas son personas de carne y hueso, no meros nombres impresos en un puñado de páginas. Cuentan con un perfil tan fantástico, y tan trabajado, que uno enseguida quiere compartir más momentos con ellos. Desde el carácter fuerte de la vidente hasta el ánimo inestable del expolicía, pasando por la férrea determinación de la adolescente, no hay un solo personaje inverosímil. Es de agradecer que los novelistas inviertan tamaño esfuerzo en la construcción coherente de quienes llevan la voz de la historia. Del final, por último, solo os puedo decir que a mí me ha fascinado y descolocado a partes iguales. Hacía mucho tiempo que no presenciaba un desenlace tan explosivo y potente, y me ha encantado que sea el digno colofón de una historia casi perfecta.

Toda novela de misterio que se precie debe contener un ritmo frenético que nos atrape desde las primeras líneas, y así sucede con Hora de partir. Como veis, os estoy recomendando un libro muy completo, formado por pinceladas de distintos colores que terminan transformándose en un lienzo único. Si bien me ha dado pena despedirme de Jenna, Serenity y compañía, me llevo la alegría de haberme cruzado en su camino y el espléndido recuerdo que siempre tendré de ellas. Por segunda vez, Jodi Picoult me ha regalado una historia diferente que la alza como una de las novelistas más originales e impredecibles que he tenido la suerte de leer. Si buscáis tramas distintas y trepidantes, apuntad bien su nombre, y seguro que al final vendréis a darme las gracias.



1 comentario:

  1. Pues me ocurrió como a ti, que descubrí a Jodi Piccoult por "Las normas de la casa" y me encantó por la peculiar manera que tiene de contar, por el cambio de perspectiva de los personajes y por su emoción. Y si además nos cuentas que esta nueva novela tiene misterio y suspense, pues me la llevo sin pensarlo, que se nota que te ha gustado. Besos.

    ResponderEliminar