Buenas intenciones, de Anna Casanovas

 
 
Título: Buenas intenciones
Autora: Anna Casanovas
Editorial y año: Umbriel, 2018

Nada garantiza que un consejo dado con buena intención logre el resultado deseado, y eso Anne lo sabe mejor que nadie. Vive con las consecuencias del que siguió hace poco más de ocho años. Pero va a cambiar. No volverá a celebrar otro cumpleaños empapada por la lluvia tras trabajar horas de más en ese restaurante. Manel lleva tiempo trabajando en una inteligencia artificial que ha bautizado con el nombre de Jane, por Jane Austen. Tom Lefroy es el hombre que supuestamente le rompió el corazón a Jane Austen y la lanzó a escribir. Tal vez Austen y Lefroy tuvieron otra clase de relación, y tal vez Manel y su Jane puedan descubrir la verdad si esta vez Anne toma la decisión adecuada.


No suelo interesarme demasiado por la vida de los escritores que me gustan. A fin de no llevarme decepciones, prefiero centrarme en sus letras que en sus hechos. Cuando se trata de un novelista clásico, sin embargo, parece que su obra en ocasiones resulta menos atractiva que cuanto le aconteció. Por suerte para nosotros, en el caso de Jane Austen la ficción es de sobra apasionante, aunque es cierto que su vida también lo fue. La gran Anna Casanovas le ha rendido un emotivo homenaje en Buenas intenciones, un libro que intenta llenar los blancos que aún hoy quedan en la biografía de la autora inglesa. Así, la propia Austen aparece como una protagonista más de la subtrama ambientada en la Inglaterra victoriana, y que se relaciona directamente con la contemporánea. Y ¡qué espléndida protagonista!

Anne y Manel rompieron hace varios años. Cuando él se mudó a los Estados Unidos a investigar sobre la inteligencia artificial, ella rechazó acompañarlo y se quedó en Londres cursando una carrera que no le gustaba en absoluto. Al reencontrarse en la actualidad, la vida es bastante diferente para ambos. Mientras que Manel es el creador de una aplicación de éxito y está desarrollando a Jane, una inteligencia artificial casi tan humana como nosotros, Anne ha tomado la decisión de estudiar, por fin, biología marina. Aunque su padre no se lo ponga fácil y se empeñe en vender unas joyas familiares sin valor aparente, Anne seguirá adelante con su plan, soñando con alzar la voz para decirle al mundo quién es. Como hizo doscientos atrás su escritora favorita, cuyas cartas personales han acabado en manos de Manel y amenazan con cambiar la imagen que se tiene de su vida más íntima.

Era imposible que el tándem formado por Anna Casanovas y Jane Austen saliera mal. Dos mujeres especiales y de inabarcable talento que se unen para regalarnos una lectura vibrante y arrolladora. Buenas intenciones es, al mismo tiempo, un viaje en el tiempo y por el alma humana, ya que nos lleva tanto a revisitar las aventuras de la novelista inglesa como a adentrarnos en los recovecos del amor y del corazón, personificados en una pareja maravillosa. A diferencia de lo que he dicho en el primer párrafo, me ha encantado descubrir a la Jane Austen auténtica, fuera de sus brillantes novelas, un espíritu libre que supo labrarse su propio camino. Es lo que procuran hacer Anne y Manel, quienes se dejan llevar por la pasión que sienten hacia Austen y hacia el otro. Una trama romántica centrada en un reencuentro, y no en dos personas que poco a poco van conociéndose y enamorándose, es una sutil pero acertada manera de abandonar la estructura más típica del género, y como lector siempre agradezco que los autores sepan salirse de lo establecido y ofrecernos algo diferente.

Otro elemento por el cual esta novela resulta original, y en cierto modo hasta innovadora, es la aparición de la inteligencia artificial. Habrá quien tal vez se sorprenda al ver vinculada a una novelista victoriana con un programa informático que responde, pregunta e interactúa, pero a mí me ha parecido una idea brillante, resuelta con suma naturalidad. Se nota, además, que la autora se ha documentado, porque no debe de ser fácil explicar tecnología de una manera tan clara y sencilla, y encima inserirlo en un libro sin por ello lastrar el ritmo ni acabar siendo aburrido. Y, como ocurre con la mayoría de los protagonistas de la escritora catalana, Anne y Manel son dos personas que conquistan y convencen desde la primera página. Su historia de amor, que se desplaza del pasado al presente, cuenta con el magnetismo de los grandes romances y la dosis de pasión justa para que, al leerla, uno experimente esas mismas emociones y termine con el corazón encogido y los ojos humedecidos. Da gusto leer prosas tan sólidas y tramas tan bien pensadas y contadas.

Casi todos hemos disfrutado con títulos inolvidables como Orgullo y prejuicio o Sentido y sensibilidad. Detrás de ellos se encuentra una de las plumas más interesantes de la literatura universal. La ironía, la chispa y el don natural de Jane Austen la han convertido en un modelo narrativo, y la verdad es que su vida fue asimismo fascinante y turbulenta. Anna Casanovas se descubre como una férrea seguidora de su obra y ha tenido a bien incluirla en Buenas intenciones, una novela romántica que se paladea de principio a fin por el fantástico abanico de ingredientes que contiene: personales reales y bien perfilados, romance a dos tiempos, cierto misterio relacionado con la vida sentimental de Austen e incluso el desarrollo de una inteligencia artificial que lleva su nombre. Si alguno de los aspectos que acabo de enumerar os llama la atención, ya sabéis cuál es la novela que no debéis perderos.



3 comentarios:

  1. Hola Xavier la verdad es que tiene buena pinta. Me lo voy a apuntar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. PUes me ha llamado mucho la atención. Tomo buena nota, que no conocía esta novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Ay, leer tu reseña me ha traído muy gratos recuerdos! Me encantó esta novela de Anna justo por lo que nos da de novedoso con algunos elementos como la IA Jane, y por en esa estructura que tan bien se le da, el intrincar dos historias, pasado y presente, relacionarlas y, además, jugando con ese pasado-presente de Anne y Manel.
    Una auténtica delicia para leer y releer ;)
    S

    ResponderEliminar