Acerca del blog



Tras la lluvia literaria es, como todos sabéis, un blog de reseñas de novelas, y por eso estas constituyen la mayoría de las entradas. Por ahora no quiero darle un carácter más íntimo; de ahí que en él veáis, casi exclusivamente, mis opiniones sobre los libros que he leído y cuya lectura quiero aconsejar. También huyo de los diseños ambiciosos y muy elaborados para ofrecer una estética sencilla y clara que sirva a mi principal prioridad: dar a conocer mis recomendaciones literarias personales.

En cuanto a mis opiniones, en las que jamás revelaré detalles importantes del argumento, soy partidario de escribir reseñas sobre todo sinceras, para dar a conocer las novelas que me he leído y que quiero presentar en el blog. Como lector, prefiero aconsejar los libros que me han gustado, pero también acepto la posibilidad de escribir sobre una novela que me ha decepcionado y cuya lectura no aconsejo. Todo ello siempre desde el respeto, puesto que no me gustan las críticas destructivas o despiadadas que lapidan la trama de una novela y, por ende, el esfuerzo y pericia de su autor.

Por otra parte, no tengo inconveniente alguno en recibir peticiones de editores, o de los propios autores, para que lea una novela y exprese mi opinión por aquí. Me reservo, sin embargo, el derecho de decidirme a hacerlo, dado que no me convence la idea de leer por encargo algo que no me llama la atención, y también de ofrecerme a no escribir la reseña si finalmente la novela no me ha gustado. Flaco favor haría a esa persona interesada si al final la publicidad resulta negativa, creo yo.

Como he visto en muchos blogs, me parece interesante acompañar las reseñas de una puntuación, ya que es una manera visual y muy rápida de conocer, casi de antemano, la opinión que me merece tal o cual novela. Para ello a continuación encontraréis la leyenda de equivalencias entre el número de gotitas de agua y la impresión final que me he llevado de ese libro en cuestión:




Tenéis a vuestra disposición mi correo electrónico, que aparece en la pestaña «Sobre mí», para hacerme llegar cualquier consulta. Estaré encantado de recibir vuestros mensajes y haré lo posible por responderlos a la mayor brevedad.

¡Un saludo y felices lecturas!